Viaje romántico a Estocolmo

Estocolmo es una ciudad preciosa, una de esas a las que se desea volver. Uno no sabe si es por sus preciosos canales, su cuidada arquitectura o por su sorprendente vida nocturna. Sobre este último punto, cabe destacarlo ya que rompe claramente con la creencia de que los nórdicos son gente tranquila y aburrida. Nada más lejos de la realidad, ya que entre otras cosas son unos de los mayores consumidores de alcohol del mundo. En cualquier caso, es un destino ideal para viajar en pareja, tanto por la paz que desprende el día a día de los suecos como por lo bonito de sus calles y edificios.

Por qué viajar a Estocolmo 

Un simple paseo por la ciudad es justificación suficiente para acercarse a la capital sueca, especialmente en verano. El clima siempre suele ser muy agradable durante esta época del año, y las jornadas de turismo se vuelven mucho más llevaderas.

¿Y qué la hace tan hermosa? En primer lugar, sus canales. A diferencia de Ámsterdam o Venecia, los canales de Estocolmo suele ser grandes y anchos, por lo que deberás cruzar largos y majestuosos puentes para moverte por buena parte de la urbe. Por la noche, iluminados, crean un ambiente realmente especial. En la ribera de algunos de estos canales puedes echarte en las zonas ajardinadas, sobre todo si luce el sol. Ellos lo adoran y la verdad es que resulta todo un placer relajarse en la hierba viendo las diferentes embarcaciones que cruzan la ciudad.

viaje-romantico-estocolmo

En segundo lugar cabe destacar que Estocolmo cuenta con una arquitectura muy singular, más bien moderna y muy colorida. Especialmente en el casco antiguo, en la zona comprendida por la plaza Gamla Stan y la calle Västerlanggatan, predominan pequeñas casas de colores adosadas muy pintorescas. Las calles suelen estar adoquinadas y llenas de terrazas ideales para tomar una copa. Un placer del que no deberás abusar, ya que comer y beber en Suecia no resulta nada barato para el bolsillo español. Si queréis buscar alojamiento en la ciudad, este es un lugar magnífico para hacerlo.

Por si fuera poco, como principal ciudad del país, Estocolmo atesora algunos edificios muy bellos, como el Palacio Real (que en su día fue la residencia de la Familia Real) o el Ayuntamiento, lugar donde cada año se hace entrega de los Premios Nobel. Otro lugar a destacar es la Biblioteca Municipal, cuya nave circular superior no te dejará indiferente.

Obviamente, una capital como esta también deja lugar a la cultura, y especialmente en el Moderna Museet ambos podéis disfrutar de obras únicas del arte contemporáneo. El Skansen, al aire libre, también es un museo particular al que os gustará acercaros.

El Vasa y la noche de Estocolmo

Si viajas a Estocolmo, una visita absolutamente obligada es la del Vasa, un barco del siglo XVII que tras su hundimiento en el día de su estreno en alta mar fue reflotado en 1961. Hoy en día se expone prácticamente intacto en un museo que recibe centenares de visitas diarias, ya que es un navío excepcional.

viaje-romantico-estocolmo-vasa

Eso durante el día. Os recomendamos que guardéis fuerzas para la noche, ya que adoraréis pasear por las calles del centro, levemente iluminadas y con un ambiente muy agradable. Especialmente en verano los suecos adoran salir a cenar y tomar algo, incluso en terrazas, a pesar de que durante la noche refresca notablemente. Sorprende también tanto su elegancia en la vestimenta como la mayoría de restaurantes a los que se puede acceder, muy cuidados y exclusivos. De ahí que Estocolmo funcione tan bien como destino romántico, ya que cuando lo necesitéis os va a aportar ese plus de romanticismo tan necesario.

Esperamos haberte convencido para visitar esta ciudad única acompañado de la persona que más quieres, ya que ambos forjaréis recuerdos inolvidables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>