Viajar con niños sin desesperar

Hay familias que bajo ninguna circunstancia dejan de viajar, ni siquiera con la llegada de un bebé. A pesar de que hay personas que creen que es mejor esperar a que el bebé crezca para disfrutar más del viaje en familia, sólo es necesario hacerlo en casos excepcionales, como sietemesinos. En general, esperar un par de meses para viajes cortos y tres o cuarto para viajes de media distancia es más que suficiente. Los bebés pueden disfrutar de un viaje a cualquier edad, y los padres también podrán hacerlo si asumen que un viaje con niños es muy diferente a hacerlo en pareja o con amigos.

Tener un bebé o niños en casa no deben ser una razón para postergar unas vacaciones; más bien al contrario, debe animar a los papás a salir de casa y a permitirle a su hijo ver mundo. Nunca es demasiado pronto para empezar a conocer todo lo que hay ahí afuera. Viajar permite a los niños conocer realidades muy distintas a las que conocen y experimentar cosas que no podrían hacer en casa; acostumbrar a un niño a ver nuevos mundos es acostumbrarlo a lo diferente, a ser respetuoso con todo aquello que quizás no entiende y a ser consciente de que hay mucho fuera de lo que conoce, sobre todo cuando os alojéis en uno de los hoteles para niños que hayáis reservado.

Viajar con bebés o con niños pequeños no es algo fácil, no vamos a mentir. Aunque un viaje sea una aventura, no hay que lanzarse a ella sin prepararse. Hay elementos fundamentales para un viaje con hijos.

 Viajar con niños

¿Qué necesitamos para viajar con nuestros hijos?

Muchas cosas, casi tantas como las que necesitamos en casa. Estos son los imprescindibles excepcionales:

  • Una cuna plegable para asegurar que el pequeño puede dormir bien.
  • Una sillita de viaje segura y adecuada para su edad.
  • Juguetes para distraerse durante el viaje.

En el caso de los niños un poco más mayores, también hay algunos elementos que no vas a querer dejarte en casa:

  • Un DVD portátil para utilizar durante el viaje.
  • Música que le guste o bien un audiolibro para escuchar en el coche.
  • Un libro para que lea durante los ratos muertos o, si es más pequeño y aún no sabe leer, algún juguete del que no se canse.

Junto a esas ideas, hay algo que necesitarás seguro y que no puedes empaquetar: paciencia. Sé consciente de que viajas con niños y que debes disfrutar el viaje, no sufrirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>