Nochevieja en Madrid

La nochevieja en Madrid pasa por un punto neurálgico muy claro, la Puerta del Sol. De hecho, debido a las muchas retransmisiones televisivas de este evento anual, se podría decir que la Puerta del Sol es, durante la última noche del año, el centro del país.

Multitud de personas, venidas de todos los rincones del país (e incluso de fuera de España), acuden en masa cada 31 de diciembre a esta plaza madrileña para recibir el nuevo año y comer las uvas de la suerte marcadas por las doce campanadas, siempre majestuosamente presididas por el reloj de la Real Casa de Correos.

Nochevieja en Madrid

Las uvas de la suerte

No solo en nuestro país se despide el año con un alimento específico, si bien España es el país de donde proviene la tradición de las 12 uvas (que luego fue “exportada” a varios países de Sudamérica). A pesar de que hay varias teorías acerca del inicio de esta tradición, la más aceptada y extendida es la que sitúa el nacimiento de este peculiar “ritual” en el año 1909. Según esta teoría, los viticultores levantinos tuvieron tal excedente de uvas que decidieron repartirlas de forma gratuita entre sus conciudadanos, añadiendo que estas les traería buena suerte si las comían durante Nochevieja.

El éxito de esta curiosa campaña es evidente más de un siglo más tarde, en que esta tradición de comer 12 uvas por los 12 meses del año tiene lugar cada 31 de diciembre al son del reloj de la Puerta del Sol.

El reloj

Este reloj de la Real Casa de Correos fue construido y donado por José Rodríguez Losada, y luego inaugurado por la reina Isabel II el día 19 de noviembre de 1866. Este reloj fue el encargado de marcar la hora oficial de España durante muchísimo tiempo y, de paso, marcarnos el camino hacia el año venidero. Y nada mejor que hacerlo in situ.

Real Casa de Correos

Todo el proceso con el que este reloj marca las 12 horas de la noche del 31 de diciembre es toda una liturgia televisada. Cuando faltan apenas segundos para el año nuevo, la bola, situada encima de la torre, baja acompañada de sonido de carillón. Acto seguido suenan los cuatro cuartos, anticipando las doce campanadas, separadas entre sí con un intervalo de tiempo prudencial para evitar que la gente se atragante con las uvas.

Esto da comienzo de una noche en la que la capital de España no duerme, llena a rebosar de todo tipo de fiestas en las que poder dar la bienvenida al nuevo año con alegría. Y es que las fiestas de nochevieja en Madrid son conocidas en todo el país.

Fiestas en Nochevieja

Los clubes más prestigiosos de Madrid se visten con sus mejores galas para acoger esta celebración, con todo tipo de cotillones (y con barras libres donde corre alcohol de todo tipo). Gran variedad de ambientes y músicas y muchas ganas de fiesta y de buen rollo son los ingredientes que hacen de la última noche del año en Madrid una cita inaludible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>