¿Los viajes por carretera están sobrevalorados?

Muchas personas sueñan con hacer un viaje por carretera: esa experiencia que les tiene que cambiar la vida, que les va a dar un nuevo enfoque de todo y les va a resultar más divertida y memorable que saltar en paracaídas. Es posible, quizás hacer la Ruta 66 sea un viaje histórico y un punto de inflexión en las vidas de algunas personas.

Pero hay cosas que están sobrevaloradas y, sobre todo, existe algo llamado Ley de Murphy que dice que “si algo puede salir mal saldrá mal”. Y Murphy suele ser bastante certero en esto de hacer predicciones. Así que quizás nos imaginamos cruzando el Norte de España de Finisterre al Cap de Creus, en moto o en coche, solos o en compañía, disfrutando del viento en la cara y de la sensación de libertad y de vistas como ésta:

Carretera y puesta de sol

El soñado viaje por carretera

Pero a menudo la realidad se impone y lo que habíamos planeado como un viaje apasionante y excepcional se tergiversa del todo para acabar dándonos “sorpresas” de todo tipo que lo pueden convertir en algo pesado, problemático y en ocasiones en algo que es mejor olvidar. Según el lugar donde viajes, los problemas pueden ser mayores puesto que los asaltos a conductores ocurren, puedes tener un pinchazo y nadie que te ayude, o te puedes encontrar cosas como éstas:

No todo es de color de rosa y a veces no contamos con ello. Así que hay que prever todas las posibles situaciones que nos podamos encontrar durante nuestro viaje por carretera para que no den al traste con él ni se conviertan en una mala experiencia. Por supuesto tienes que saber medir bien tus fuerzas y descansar adecuadamente y, de modo muy especial, debes poner toda la atención en la carretera porque la seguridad vial es algo esencial. Es mucho lo que te juegas así que evita distracciones de todo tipo porque te podrías encontrar en situaciones parecidas a  ésta:

Con la diferencia de que la parte cómica de esta escena quizás no aparezca en tu accidente. Como decíamos, la seguridad ante todo. Pero si lo que quieres es poder disfrutar sin tener que preocuparte porque Murphy te salga al paso y porque mil pequeñas cosas se te puedan poner en contra (desde los meteoros hasta la fauna), quizás la mejor opción es que te plantees el viaje de forma diferente. Deja que un operador logístico se encargue de llevarte el coche o la moto o la furgoneta allá donde vayas y dedícate a disfrutar plácidamente de tu lugar de destino. Sin sorpresas. Con los servicios de un operador logístico vas a saber con seguridad que tu Harley Davidson va a llegar entera y sin rasguño alguno a destino (y tú también), y una vez os reunáis podrás pasear con ella tranquilamente desde Venice Beach a Santa Monica sin preocuparte por nada. Además estarás totalmente descansado/a para entregarte a la diversión nocturna y diurna. Y disfrutar es el objetivo de todo viaje, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>