Cruceros de vuelta al mundo, las mejores vacaciones

Cuando uno se plantea su próxima aventura de vacaciones suele hacerlo mirando un poco el bolsillo. Y es lo correcto. Mejor es ser racional y ajustar un poco el presupuesto para luego no acabar maldiciendo ese viaje en el que tan bien nos lo hemos pasado pero que ahora nos pasa factura un poquito más abultada de lo que tocaría.

Por eso, por mirar el bolsillo, suele pasar (al menos en mi caso) que acabo planeando más en base a lo que cueste el viaje (sin importar demasiado el destino) que según el lugar que me muero de ganas de visitar. Y por eso este post, porque a veces es mejor ahorrar por un poco más de tiempo e ir haciendo bote para luego poder darnos ese viajazo que todos tenemos en algún lugar de la mente —aunque no lo saquemos demasiado a pasear.

crucero sydney

En mi caso me entusiasma la idea de hacer un crucero de vuelta al mundo. Es más, ocasionalmente no dejo de consultar páginas web de compañías de cruceros (en Crucerum, por ejemplo, tienen opciones muy seductoras) y poco a poco se me van dibujando en la mente esas ciudades, esas villas, esos cabos que voy a poder disfrutar de amanecer a atardecer, disfrutando de las más bellas puestas de sol a bordo del mejor barco y decidiendo en cada momento qué me apetece hacer.

¿Por qué un crucero de vuelta al mundo?

Bueno, la respuesta es sencilla. Porque me enamoró la idea hace tiempo y no puedo quitármela de la cabeza (ni quiero). Unos amigos lo hicieron hace un año y me contaron que fue la experiencia más fantástica de vacaciones. Un crucero de vuelta al mundo es la mejor manera de dejarse llevar por las circunstancias, por la bohemia del momento, por el encanto de las tierras desconocidas, por la diversión de a bordo, por la gente que no conoces a bordo y acaba siendo un verdadero grupo de amigos (a veces, incluso más que eso si te embarcas solo/a).

¿Qué más? ¿Por qué me obsesiona casi la idea? Pues porque soy amante de las culturas, de socializar, de adentrarme en lo desconocido… y un crucero de vuelta al mundo es al mejor manera de llevarlo a cabo. Porque en un crucero los tempos son pausados, como debe ser, lejos de las prisas que caracterizan a los viajes organizados en packs turísticos y cargando autocares hasta los topes para llevar a los viajeros en un tour express por los puntos más turísticos, sin dejarles descubrir de verdad la esencia que respira cada ciudad y cada villa que pisan. No es ése el turismo que quiero. Y justamente por eso un crucero de vuelta al mundo es la idea que voy a materializar tan pronto como tenga las largas vacaciones que he ido acumulando. ¿Seguro que os suena, no? Trabajo duro, sí, pero luego toca recompensa merecida. Y con seguridad sé que el crucero dando la vuelta al mundo va a ser la experiencia más increíble que tenga en lo que a viajes se refiere. Mis amigos ya está preparando su segunda travesía transcontinental. Me parece que no voy a esperar y me uno a ellos. Imposible arrepentirse de la experiencia de tu vida, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>