Claves de la dieta japonesa

Últimamente, se está poniendo muy de moda hablar de la dieta japonesa, dado que los habitantes del país nipón suelen alcanzar edades longevas. Por ello, todo nutricionista online está empezando a recibir peticiones de esta dieta, o consejos con los que implementar los hábitos de alimentación de los japoneses.

Así que nosotros hoy te traemos algunas claves sobre por qué se trata de una dieta tan sana, que puedes incorporar a tu rutina muy fácilmente:

Arroz integral como fuente de fibra

En Japón, el arroz está omnipresente: siempre funciona como acompañamiento, e incluso puedes verlo en los postres, o como complemento del desayuno. Si el empleado es arroz integral, además, se consigue una gran fuente de fibra, se aportan más vitaminas del grupo B y, mejor incluso, no estriñe, como sí hace el arroz blanco.

30 alimentos distintos cada día

Las cocinas japonesas preparan platos muy variados en raciones muy pequeñas, lo que permite combinar fácilmente una cantidad de sabores muy colorida. De hecho, los típicos menús del día a día suelen ser una combinación de 5 platos: sopa de miso, arroz blanco y tres platos más, que suelen variar dependiendo de la región, la época del año y las preferencias familiares. Además, las verduras cocinadas, el tofu y el sashimi también se suelen encontrar fácilmente en la mesa de cualquier hogar japonés.

El uso de los palillos

Comer con estos utensilios, en lugar de con tenedor o cuchara, hace que los japoneses eviten engullir. Comen como a poco, masticando cada bocado, en raciones pequeñas. De este modo, se aseguran hacer una buena digestión, ya que los palillos marcan el ritmo de la ingesta, y esto les impide tragar grandes cantidades de comida, como es fácil terminar haciendo con el uso de nuestros cubiertos, especialmente, cuando tenemos mucho apetito.

Té verde

El té es la bebida más popular en Japón. En lugar de los refrescos azucarados, suelen beber té verde o agua en las comidas. De hecho, es tan popular que muchos dulces, helados y postres cuentan con sabor a té verde (o, mejor dicho: té matcha), que aporta una gran cantidad de antioxidantes. Además, no aporta calorías, pero sí vitaminas del grupo B, pro-vitamina A, flúor, magnesio, potasio y calcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>