Aprende los insultos de los británicos

Desde pequeños, siempre nos han dicho que las palabras malsonantes y las expresiones ofensivas hay que evitarlas siempre que sea posible. Sin embargo, incluso los británicos, que tienen fama de ser los más educados y correctos del globo, cuentan con insultos muy propios. Y no hace falta que hagas cursos de inglés en el extranjero para conocerlos; te los contamos aquí:

Arsehole

Literalmente, significa “agujero del culo”, y viene a ser, básicamente, lo que en español conocemos como “gilipollas”. Es, probablemente, uno de los insultos más empleados en la lengua inglesa.

Empezó a emplearse alrededor del año 1500, pero, con él, se hacía referencia al peor lugar de una región. Puede que te suene más su versión americana: asshole.

Minger

En general, describe algo asqueroso, muy desagradable. Pero, como insulto, suele hacer referencia al aspecto físico de una persona, queriendo decir que no resulta nada agradable a la vista.

Su origen viene de Escocia, donde “ming” se utiliza para referirse a un mal olor. Hacia el año 2000, los adolescentes británicos comenzaron a emplear esta palabra para describir algo desagradable.

Wanker

Viene del verbo “wank”, que significa “masturbarse”. Por lo tanto, podríamos decir que su equivalente en español podría significar “pajillero”, pero la connotación que se le da es más de “idiota” o “gilipollas”, muy similar al “jerk” del americano.

Tosser

Viene de la palabra “tosspot”, que se usa para hacer referencia a alguien tonto. Pero “toser” ha adquirido un significado más amplio: ahora, se entiende en referencia a personas patéticas o consideradas molestas, si bien hay quien afirma que tiene el mismo significado que “wanker”.

Bollocks

Literalmente, significa testículos. Se suele emplear para expresar descontento porque algo no va como queríamos, para sugerir que alguien miente o para describir algo genial, similar a “cojonudo”.

Saludar con dos dedos

El “two fingered salute” no es un insulto per se, pero se trata de un gesto insultante. Se levantan dos dedos, como cuando hacemos el símbolo de victoria, pero con el lado de la palma de la mano hacia nosotros.

Su origen viene de la guerra de los cien años (1337 – 1453). Cuenta la historia que, cuando los franceses capturaban a arqueros ingleses, les cortaban los dedos índice y corazón de la mano derecha para que no pudieran volver a disparar el arco. Por ello, los arqueros recién capturados hacían este gesto a modo de desafío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>